Asistenciales

Test en farmacias para frenar la pandemia: en Ourense ya es realidad

Es una experiencia pionera, desarrollada conjuntamente entre la Xunta de Galicia y las farmacias de Ourense, que confirma el potencial de estos establecimientos sanitarios en materia de salud pública.

Es una experiencia pionera, desarrollada conjuntamente entre la Xunta de Galicia y las farmacias de Ourense, que confirma el potencial de estos establecimientos sanitarios en materia de salud pública.

Contar con los farmacéuticos, el profesional sanitario más accesible al ciudadano, en labores de cribado tiene numerosos efectos positivos. Por ejemplo, contribuye a frenar la curva de contagios y aumenta la capacidad asistencial del sistema sanitario, especialmente de la Atención Primaria

Desde hace unas semanas, más de 50 farmacias de siete municipios de la provincia de Ourense – Barbadás, O Carballiño, Verín, O Barco, Boborás, O Irixo y, la propia capital, Ourense- participan en una campaña de cribado de la covid-19 mediante la realización de test serológicos. En pocos días, ya han superado el millar de pruebas realizando. Un dato que revela dos realidades: la confianza de los ciudadanos en los farmacéuticos; y la accesibilidad de la red de farmacia.

Esta iniciativa es fruto de un convenio entre la Xunta de Galicia y el Colegio Oficial de Farmacéutico de Ourense, mediante el cual, las farmacias, de forma voluntaria y desinteresada, participan en una acción de salud pública para frenar la curva de contagios por Covid-19. El resultado es que todo ciudadano que lo desee puede hacerse un test serológico gratuito para la detección de anticuerpos frente al SARS-CoV-2 en las oficinas de farmacia adheridas.

Es tan fácil como solicitar una cita previa a través de un sencillo formulario. Para la realización de las pruebas se ha articulado un estricto procedimiento que incluye el supuesto de que en caso de encontrarse algún positivo, este se comunique a las autoridades sanitarias a través del sistema Radar-COVID del SERGAS (Servicio Gallego de Salud).

Las farmacias de Ourense marcan el camino. Porque el éxito de esta experiencia avala al farmacéutico como un profesional sanitario cualificado para actuar como agente de salud y desarrollar en campañas de salud pública. Una evidencia que se suma a otras muchas iniciativas que se están desarrollando a través de la red de 22.102 farmacias que hay en España desde que se inició la pandemia. Todas ellas ponen de manifiesto el papel que está desempeñando la profesión farmacéutica y la farmacia comunitaria tanto para garantizar el acceso a los medicamentos a todos los ciudadanos, especialmente a los colectivos vulnerables, así como para asumir funciones que refuercen la capacidad asistencial del propio Sistema Nacional de Salud y eviten el colapso de otros recursos sanitarios, como los centros de Atención Primaria.