Asistenciales

Los autotest de anticuerpos de la Covid-19 en las farmacias, ¿qué debo saber?

¿Sabemos realmente qué son y en qué se diferencian las pruebas para detectar el COVID-19?

Prueba PCR, test de antígenos y test serológicos o de anticuerpos. Estos son unos de los pocos términos que hasta ahora no nos eran familiares, pero que poco a poco se han convertido en una parte de nuestro día a día. Pero ¿sabemos realmente qué son y en qué se diferencian?

  1. PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa): prueba respiratoria que permite detectar material genético del virus. Es la técnica diagnóstica de elección. Requiere varias horas para su realización y la toma de muestra puede ser nasofaríngea o por saliva.
  2. Test de antígenos: prueba que detecta proteína del virus. Es una prueba rápida con resultados en 10 – 15 minutos y la toma de muestra puede ser nasofaríngea o por saliva.
  3. Test serológicos o de anticuerpos: prueba que se realiza mediante el análisis de sangre y que permite detectar los anticuerpos producidos tras el contacto con el virus. Hay diferentes formas de realización. Uno de esos tipos ellos son los calificados como autotest que son también rápidos (10-15 minutos).

 

Este último tipo de test, los de autodiagnóstico de anticuerpos, actualmente solo se pueden adquirir de forma presencial en la farmacia con una prescripción médica. Las farmacias disponen de una guía de actuación en la dispensación   de los test de autodiagnóstico de anticuerpos de la Covid-19.  La red de farmacias comunitarias supone un punto de accesibilidad y cercanía a la ciudadanía muy importante y son lugares legalmente establecidos para la dispensación de estos productos sanitarios.

Además de la dispensación, el farmacéutico proporciona el consejo profesional, atención personalizada y, en su caso, una derivación del paciente hacia los recursos asistenciales más idóneos, ayudando así a frenar el avance de la pandemia, para lo que es indispensable que la participación de las farmacias comunitarias siga una correcta gestión de la información y una actuación coordinada con el resto de profesionales y estructuras sanitarias.

Las pruebas de anticuerpos no detectan la presencia del virus, sino la reacción del organismo al virus que produce la Covid-19. Es decir, a través de la muestra de sangre se detecta la respuesta de nuestro organismo; los anticuerpos IgG e IgM. Por lo que no está recomendado emplear estos test de anticuerpos para el diagnóstico de un caso de sospecha de la enfermedad.

Los anticuerpos IgM son los primeros anticuerpos que aparecen. Suelen detectarse entre los 7 y 10 días del inicio de los síntomas y los anticuerpos IgG aparecen entre los 10 y 15 días. No hay que olvidar que se pueden producir falsos positivos ya que son pruebas muy sensibles, o falsos negativos en el caso de que la cantidad de muestra no sea la adecuada.

Por último, hay que añadir que el hecho de no necesitar un laboratorio para analizar las muestras permite al paciente tener el resultado en unos pocos minutos. Este tiempo puede variar según la marca comercial del test.

Más información en Portalfarma.com