Sociales

La farmacia, contra la violencia de género también en cuarentena

Los farmacéuticos, como parte de su compromiso social, ponemos herramientas a disposición de las mujeres para ayudarlas si sufren violencia de género

Los farmacéuticos desarrollamos desde siempre una importante labor social que trasciende a nuestra actividad sanitaria. Una vocación social que, con el paso de los años, ha escalado de las iniciativas vecinales a campañas de ámbito nacional. Somos sociales, lo asumimos incluso en nuestra nueva estrategia.

Y ser sociales incluye un firme compromiso en la lucha contra la violencia de género. Formamos parte del Pacto de Estado contra la Violencia de Género desde 2018 y, llevamos años colaborando en erradicar esta lacra. Y ahora, en especial en estos días de confinamiento, es vital que sigamos al pie del cañón en esta lucha.

ONU Mujeres ha avisado de que la cuarentena hace que las mujeres sean más vulnerables a la violencia de su maltratador. El confinamiento hace que sea más fácil que aumenten las tensiones en el hogar y que las mujeres queden aisladas, lo que dificulta que puedan pedir ayuda. De hecho, solo en España se registró un aumento del 12% en las llamadas al 016, el teléfono gratuito de atención a víctimas de malos tratos por violencia de género. en las dos primeras semanas de confinamiento. Por eso, es ahora cuando nuestro compromiso con toda la sociedad ha de hacerse palpable.

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos hemos decidido dar un paso al frente y ofrecer una respuesta eficaz y rápida a aquellas mujeres cuya única oportunidad para escapar de la violencia de género pueda ser acercarse a una farmacia. Mascarilla-19 es el nombre de un proyecto al que ya están adscritas más de 10.000 farmacias comunitarias. El funcionamiento es sencillo, la mujer que quiera solicitar ayuda solo tiene que pedir en la farmacia una «mascarilla-19». Esto bastará para que el farmacéutico que la atienda sea consciente de la situación y realice una llamada al 112 o al teléfono de emergencias pertinente, quien indicará los siguientes pasos a seguir para solucionarlo. Eso sí, garantizando la máxima discreción y confidencialidad.

Una iniciativa canaria, ampliada a toda España

Mascarilla-19 es una iniciativa lanzada por los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de Canarias en colaboración con el Gobierno regional. Desde ahí, se ha extendido a otras regiones como País Vasco, Andalucía, Navarra, Cantabria, Extremadura, Ceuta o Melilla, entre otras. Incluso, Mascarilla 19 ya ha saltado fronteras porque en países como Francia y Noruega se están desarrollando iniciativas similares; e Italia, Bélgica, Chile o Argentina también han mostrado interés.

Es posible que, durante el Estado de Alarma, la farmacia sea el punto más cercano en el que una mujer puede solicitar ayuda. El propio Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial ha recomendado a las mujeres víctimas que recurran a este sistema.

Animados por el espíritu de Mascarilla-19 el Consejo General de Farmacéuticos se ha dirigido a la Delegada del Gobierno contra la Violencia de Genero para proponer el desarrollo de una iniciativa similar de ámbito nacional. Y es que queremos que se aproveche al máximo el potencial de la red de nuestras 22.102 farmacias en la lucha contra la violencia de género porque los farmacéuticos podemos ser quienes la evitemos.